Saltar al contenido
🥇Todo sobre Reductores de Cicatrices | Parches Cicatrizantes

Elimina las cicatrices de quemaduras

Quien se haya quemado, aunque sea de un modo leve, sabe que las quemaduras son una de las lesiones más molestas y complejas de curar.

A la progresiva sensación de ardor y dolor se une la grave destrucción de tejidos que dificultan la regeneración de la piel y crean cicatrices visibles.

La recuperación es lenta y debe tenerse un control y cuidado preciso para facilitar el nacimiento y crecimiento de la nueva piel y evitar las temidas cicatrices.

Aun así, es posible después de una buena cura y  tratar las cicatrices. Vamos a contarte todo sobre estas molestas heridas y como eliminar las cicatrices de quemaduras.

Elimina las cicatrices de quemaduras

¿Qué son las quemaduras?

Las quemaduras son heridas o lesiones en la piel y sus tejidos producidos por sobreexposición al calor, radiación, químicos o fuentes eléctricas.

Este amplio abanico de factores que pueden producir quemaduras  pueden originar lesiones leves o menores o verdaderas heridas graves.

Los síntomas de las quemaduras vienen perfilados según el tipo de quemadura. Así pues, es posible distinguir los siguientes tipos de lesiones sufridas por quemaduras:

  • Quemaduras de Primer grado. Estas lesiones afectan a la epidermis (capa externa de la piel). Son lesiones leves y suelen producir enrojecimiento y dolor. Suelen curarse en 6 días sin dejar cicatrices en la piel.
  • Quemaduras de Segundo grado. Estas quemaduras ya son un poco más graves, afectan a la epidermis como a la dermis (una capa más profunda de la epidermis). En estos casos aparece hinchazón, piel enrojecida e incluso ampollas y el dolor es muy fuerte e intenso. Por lo general, estas quemaduras pueden tardar de 2 a 3 semanas en sanar y es más probable que formen cicatrices.
  • Quemaduras de Tercer grado. Estas son las lesiones de más gravedad. La quemadura llega a la denominada capa grasa de la piel. Pueden destruir nervios y crear sensación de entumecimiento. Estos tipos de quemaduras pueden tardar mucho en sanar y con toda probabilidad dejen marcas y cicatrices muy visibles.

Las quemaduras de tercer grado son muy peligrosas pues pueden complicarse con facilidad provocando:

  • Sepsis, infección bacteriana, que puede provocar una infección del torrente sanguíneo.
  • Hipovolemia, volumen sanguíneo bajo, pérdida de líquidos.

El tratamiento, cura y posterior cuidado de las quemaduras pueden hacer minimizar el crecimiento excesivo de tejido cicatricial (queloides) de estas lesiones. Veamos cual es la mejor manera de actuar frente a una quemadura.

Tratamiento y cura de las quemaduras

Como ya hemos visto, no todas las quemaduras son iguales ni es posible tratarlas de igual modo. En este caso, vamos a dar unas pequeñas pautas para quemaduras de primer grado y de segundo grado leves, pues las de tercer grado son de extrema gravedad y entra de lleno el trabajo de personal sanitario.

Las quemaduras leves no son tan graves como otras, pero producen mucho dolor y dejan cicatrices si no son tratadas adecuadamente. Así todo, la aparición de cicatrices no está descartada.

Para quemaduras de primer grado, los pasos a seguir son lo siguientes:

  • Enfriar la quemadura. Para minimizar el dolor de la quemadura es necesario enfriar la zona. Con agua fría sobre la herida sin demasiada fuerza o con gasas/compresas frías sin presión. Realizar este procedimiento durante 10 minutos, hasta que el dolor vaya desvaneciéndose, aunque siempre queda sensación de escozor. No aplicar hielo.
  • Aplicar crema anti quemaduras. Para una pronta recuperación se recomienda aplicar crema anti quemaduras (existen diferentes alternativas en farmacias). Nada de remedios caseros como pasta de dientes o mantequilla pues pueden causar infección. En el caso de ampollas (quemaduras leves de segundo grado) no quitar ni pinchar.
  • Proteger la herida del sol. Proteger la lesión de cualquier fuente de calor, el sol es el elemento que más puede afectar sin darnos cuenta.

También se recomienda la toma de analgésicos tipo ibuprofeno si el dolor es muy molesto. En el caso  de una lenta recuperación de la herida o molestias, acudir al médico.

A pesar de realizar buenas prácticas en la curación de quemaduras, las cicatrices pueden aparecer. Estas pueden ser minimizadas con el uso de los parches cicatrizantes, pero antes de hablar de estos interesantes apósitos, vamos a comentar los tipos de cicatrices que pueden surgir con las quemaduras.

Tipos de cicatrices

Las quemaduras producen cicatrices. Si bien, las quemaduras de primer grado tienen menos posibilidades de crear cicatrices, en algunos casos aparecen.

Son las quemaduras de segundo y tercer grado las que siempre dejan cicatrices de mayor importancia. Marcas que son muy visibles y de cierto grosor.

¿Qué tipo de cicatrices producen las quemaduras?

  • Cicatrices hipertróficas. Se elevan por encima de la piel, pueden producir sensación de calor y escozor. Suelen ser de color rojizo o morado leve.
  • Cicatrices Internas. También llamadas cicatrices de contracturas, se producen en músculos, tendones…  restringen el movimiento.
  • Queloides. Cuando en la formación de la cicatriz aparece tejido cicatricial adicional, formando rugosidades y mayor concentración para formar cicatriz, estas son las queloides.

Las cicatrices son la parte final de la curación  y regeneración de la piel en la herida. Las causas por las que una cicatriz es más grande o visible que otras, dependerá de factores vinculados a la genética y al cuidado de la herida.

Llegados a este punto, nos interesa conocer como eliminar las cicatrices de quemaduras o al menos reducir su apariencia. Anteriormente, ya hemos comentado que los parches cicatrizantes son una buena alternativa para quitar cicatrices de quemaduras ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Parches cicatrizantes para eliminar cicatrices por quemaduras

Los parches cicatrizantes no tienen mucho misterio, son un tipo de apósitos diseñados para aplicarse a la piel de un modo natural, ayudando a estimular la regeneración de la piel en las cicatrices.

Los parches cicatrizantes están formados por dos capas:

  • Capa externa. Una capa desarrollada en silicona o poliuretano, transpirables, impermeable y con protección solar.
  • Capa interna. Una suave capa adhesiva acrílica que se adhiere a la piel de un modo natural. Esta capa no lleva medicamento o químicos, aunque en algunos modelos incluyen principios activos naturales que estimulan la regeneración de la piel.

Se pueden cortar, son flexibles permitiendo  su adaptación a cualquier zona incluso de mayor tensión como codos o rodillas.

Pero ¿cómo funcionan los parches cicatrizantes?

Bien, los parches cicatrizantes para eliminar cicatrices por quemaduras no son mágicos, aunque lo parezcan. Su mecanismo de acción es denominado de termo presión, es decir, la propia aplicación del parche cicatrizante sobre la cicatriz durante el tiempo recomendado ayuda a minimizar la apariencia de las marcas de las cicatrices por quemaduras.

Esto es posible, gracias al contexto favorable que crea el parche en torno a la cicatriz. Genera una temperatura elevada adecuada y estimula un mejor control de la humedad,  favoreciendo la regeneración de la piel.

No se trata de un tratamiento de efecto inmediato, es necesario tener una constancia y cumplir con el procedimiento de aplicación adecuado:

  • En ningún caso aplicar el parche cicatrizante si la quemadura no está curada del todo. Es decir sin molestias, escozor, etc… Este es un paso muy importante a seguir pues puede provocar problemas en la herida. Los parches cicatrizantes solo se aplican cuando la herida ya esté curada y muestre la marca o cicatriz sin dolor. Especialmente, en las quemaduras cualquier fuente de calor puede ser muy perjudicial para una óptima recuperación.
  • Aplicar el parche de un modo suave sobre la cicatriz, evitando crear pliegues o arrugas. 
  • Seguir las instrucciones del producto referidas a tiempo de aplicación en la piel, reutilización, etc…

A partir de  dos semanas aproximadamente es posible percibir los primeros cambios positivos en la cicatriz, volviéndose mucho más natural y atenuada.

Una correcta hidratación unido al uso de los parches cicatrizantes es una buena solución para eliminar las cicatrices por quemaduras. Con paciencia y constancia disminuirán su apariencia de manera natural.

Conclusión

Las lesiones creadas por quemaduras son las que poseen mayor complejidad en su curación. Dependiendo de su gravedad incluso es necesario el uso de cirugía y tratamientos especializados.

A un nivel menor de gravedad, su tratamiento y curación ha de tomarse muy en serio para procurar una correcta recuperación de la lesión y la piel.

Los parches cicatrizantes son una de las mejores alternativas para cerrar un proceso de cuidado y regeneración de éxito, un recurso de fácil aplicación y con todas las garantías y seguridad al utilizar un mecanismo de actuación natural. 

Por último, ante cualquier duda sobre la aplicación de parches cicatrizantes en las cicatrices producidas por quemaduras, consulta a tu médico y especialista, la información y prevención siempre deben de ser una opción.


guía mejores parches cicatrizantes en España
guía mejores parches cicatrizantes en México
guía mejores parches cicatrizantes en Estados Unidos
guía mejores parches cicatrizantes en Colombia