Saltar al contenido
🥇Todo sobre Reductores de Cicatrices | Parches Cicatrizantes

Cirugías de Pecho: todo lo que necesitas saber

Aumento de pechos, mamoplastia de reducción, mastopexia... Todas cirugías de pecho, pero todas diferentes. No te pierdas sus detalles aquí. ✅

Todo lo que necesitas saber sobre las cirugías de pecho y sus cicatrices: mamoplastia, mastopexia, reconstrucción mamaria

Si nos centramos en la literatura científica, una cirugía mamaria engloba a todos los procedimientos quirúrgicos que se realizan sobre las mamas: mamoplastia, mastopexia, reducción mamaria…

A día de hoy la operación más popular sigue siendo la mamoplastia de aumento con implantes o prótesis. No obstante, existen otras operaciones como: la mamoplastia de reducción de senos, la mastopexia (elevación de pechos), la reconstrucción de pechos y la corrección de pezones invertidos.

Mamoplastia de aumento de pecho

El tipo de intervención más frecuente es el aumento de mamas con prótesis. El nombre correcto es «mamoplastia de aumento» y como su nombre lo indica, su objetivo es aumentar el tamaño de los senos.

Cada vez hay más mujeres que deciden realizarse un aumento de pecho para mejorar su aspecto físico y finalmente sentirse bien consigo misma y así mejorar su autoestima.

Sin embargo, también es muy común que se realicen aumentos de pecho para igualar el tamaño de ambas mamas.

También se usa este nombre cuando se hace una reconstrucción de mamas en mujeres que han podido sufrir un cáncer de pecho y han pasado por una mastectomía, pero esto lo comentaremos más adelante.

La mamoplastia de aumento, o simplemente aumento de pecho, es desde hace décadas la cirugía estética más demandada en Europa y por eso en este post intentaré ofrecer toda la información que necesites. 

La operación de pecho paso a paso

El procedimiento es el siguiente: se realiza una pequeña incisión que servirá para meter las prótesis mamarias mediante uno de estos tres métodos: corte periareolar (alrededor de los pezones), corte en la axila o incisión debajo del pecho.

La prótesis se colocará debajo del tejido mamario o bien debajo del músculo pectoral. Debido a que el corte es muy pequeño, es muy posible que la cicatriz desaparezca prácticamente por completo al cabo de unos meses después de la operación.

👉 Aquí podrás descubrir cómo cuidar tu cicatriz para intentar que quede imperceptible y/o eliminarla

El procedimiento quirúrgico se hace con anestesia general, si bien hay casos en los que la paciente recibirá anestesia local con sedación. La paciente estará dormida en ambos casos y no sentirá absolutamente nada mientras dura la intervención, el dolor durante la operación no debe ser en ningún caso un motivo de preocupación.

La cirugía durará entre una y dos horas, sin embargo será necesario que la paciente se quede en la clínica durante un día completo para que se haga un seguimiento adecuado durante las primeras 24 horas.

Es importante que durante estas primeras 24 horas permanezca en la clínica u hospital para descansar e informarse correctamente sobre los cuidados posteriores a la operación – estos lo detallaremos más adelante.

Tipos de Incisiones en la mamoplastia de aumento

Las diferentes cicatrices al operarse el pecho: axilar, areolar y submamaria
Operaciónes de Pecho: 3 tipos de cicatrices

Se pueden practicar diferentes tipos de incisiones. Cada una está más adaptada a una u otra circunstancia, además de que cada cirujano tiene mayor o menor preferencia por cada una de ellas.

Es importante hablar bien con tu Doctor o Doctora para saber cual es el procedimiento que mejor se adapta a tus necesidades.

▸ La vía o incisión areolar o periareolar

La cicatriz toma una forma de semicírculo sobre la parte inferior de la areola, coincidiendo con la zona donde la piel cambia de color entre la areola del pezón y la piel del seno.

▲ Ventajas de la vía areolar:

La cicatrización es buena y la cicatriz queda difuminada e invisible.

▼ Inconvenientes de la vía areolar:

Hay un poco más de riesgo a complicaciones. Es necesario, para alojar la prótesis, acceder a través de la glándula mamaria. Esto aumenta algunos riesgos como por ejemplo el de infección, pérdida de sensibilidad y contractura capsular.

· Ejemplo de incisión periareolar

▸ La vía axilar

La cicatriz se realiza en la zona de la axila aprovechando uno de los pliegues.

▲ Ventajas de la vía axilar:

La cicatriz queda disimulada en el pliegue axilar y fuera de la zona mamaria.

▼ Inconvenientes de la vía axilar:

En esta zona se encuentran los ganglios axilares, por consecuencia el drenaje linfático mamario puede verse alterado. Esto puede repercutir en una de las pruebas fundamentales que se realizan en el estadiaje del cáncer de mama.

Caso sea necesaria una nueva intervención, en la mayoría de los casos, esta no se puede realizar por la misma cicatriz y es necesario hacer una nueva.

· Ejemplo de incisión axilar

▸ La vía del surco submamario

La cicatriz se realiza a nivel del surco submamario (por debajo del seno), donde la mama se une al pecho.

▲Ventajas de la vía submamaria:

Los riesgos son mínimos ya que se accede directamente al bolsillo donde se ubicará la prótesis. Sin necesidad de tocar la glándula mamaria ni de alterar el drenaje linfático.

· Ejemplo de incisión submamaria

▼ Inconvenientes de la vía submamaria:

Debido a la zona, la piel tiende a ser más gruesa y esto puede hacer que la cicatriz sea un poco más gruesa y/o grande.

Tipos de implantes mamarios

Cinco implantes de pecho de silicona

▸ Implantes mamarios de suero salino

En caso de rotura de estos implantes, su contenido puede ser reabsorbido por el cuerpo y no causa ninguna complicación ni efecto adverso y por esto estuvo muy de moda durante un tiempo.

Sin embargo este tipo de implante tiene muchas detractoras ya que con el tiempo pueden perder su contenido y hacer que aparezca el efecto rippling: aparecen las ondulaciones de la prótesis a través de la piel.

Asimismo, en caso de rotura hay que reintervenir.

Actualmente, este tipo de implante está prácticamente en desuso y muy pocos cirujanos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) recomiendan estas prótesis.

▸ Implantes mamarios de gel ultracohesivo de silicona

Probablemente uno de los mejores materiales para los implantes de pechos. Su objetivo es garantizar la máxima calidad y ofrecer una total seguridad en caso de rotura

Estas prótesis tienen una consistencia que en caso de ruptura el gel no pasaría al organismo.

El gel ultracohesivo ha supuesto todo un avance en el mundo del aumento de pecho ya que a pesar de ser tan resistentes consigue prótesis de pecho muy naturales al tacto y a la vista.

Además, en caso de necesidad de una reintervención, estas prótesis facilitan el procedimiento. Tienen un fácil y rápido recambio, disminuyen los efectos secundarios además de disminuir cualquier posible complicación.

▸ Implantes mamarios con grasa propia

Una de las técnicas con mayor proyección actualmente es la transferencia de grasa autóloga o lipoimplante. Esta técnica no conlleva implantación de prótesis.

El aumento de pecho con grasa es una técnica que se recomienda a aquellas que desean un aumento discreto del tamaño de sus mamas y sobre todo un aspecto más natural.

Esta técnica permite usar la grasa de la paciente con lo que el resultado es mucho más natural ya que la grasa se asienta en el lugar indicado evitando las formas antinaturales.

De la misma manera que con la forma, al estar creados con grasa del propio cuerpo no tienen una textura diferente al resto de nuestro cuerpo así que no se nota la diferencia entre el pecho normal y la parte aumentada.

Además, es importante mencionar que con esta técnica todo el pecho envejecerá de forma natural y al mismo ritmo. Al ser grasa, no necesitará retoques porque no adquiere una forma o textura que llame la atención.

▲ Ventajas del implante con grasa propia:

Al usar grasa del propio cuerpo de la paciente la posibilidad de rechazo es muy baja. Además de no dejar cicatrices en la zona del pecho, únicamente habrá una pequeña cicatriz en la zona donde se extraiga la grasa.

▼ Inconvenientes del implante con grasa propia:

El mayor – y prácticamente único inconveniente – del aumento de pecho con grasa propia es el hecho de que la paciente tendrá dos zonas de las cuales recuperarse durante el postoperatorio: el pecho y la zona de donde se extrajo la grasa.

Otras decisiones importantes a la hora de operarse el pecho

Cuando una decide operarse el pecho, existen muchas más decisiones que deben tomarse más allá del tamaño o el material de las prótesis.

¿Implantes mamarios redondos o anatómicos?

Ejemplo de formas de implante de pecho anatómico y redondo

Además de la composición y el tamaño de los implantes mamarios, también debemos elegir su forma: las prótesis pueden ser anatómicas o redondas.

Las prótesis anatómicas: si estás buscando un resultado natural y no tienes apenas pecho, las prótesis anatómicas son tu mejor opción. Fueron diseñadas para amoldarse a la forma de una mama natural y asimilarse lo máximo posible a un seno de verdad. Las pensaron para las mujeres que habían tenido que pasar por una mastectomía. 

Las prótesis redondas: son idóneas para todas las mujeres que ya tienen algo de glándula mamaria. Estos implantes son los más tradicionales y utilizados. 

Implantes de pecho de perfil alto, de perfil bajo y de perfil moderado

El perfil del pecho es una característica importante de la prótesis que muchas veces la paciente no valora hasta que el cirujano plástico no lo explica, a tal punto que muy a menudo se confunde el perfil con la talla.

El perfil es el que determina la exuberancia del pecho, técnicamente, la proyección que tendrán las mamas.

Existen prótesis de perfil alto (con una mayor proyección y una base pequeña), de perfil bajo (con una base grande y más achatada ) y de perfil moderado, es decir, a medio camino entre el perfil alto y el perfil bajo.

El perfil más apropiado para cada paciente depende de muchos factores como las características de la mama, del tórax, de la parrilla costal y sobre todo del deseo de la paciente.

Tu doctor y cirujano te recomendará probablemente el perfil ideal para conseguir una distribución más armónica del volumen y así conseguir unas mamas más naturales.

Pero al final tú decidirás qué perfil prefieres dependiendo de tus gustos y del resultado que esperes.

Implantes de pecho lisos o rugosos

Por último, pero no menos importante, es saber si la prótesis que más se adecúa a tus deseos son con una textura lisa o una textura rugosa.

Sin embargo esta decisión va directamente ligada con todo lo anterior. Solo una vez hayas decidido sobre todo lo anterior podrás saber qué tipo de implante te es más idóneo, si liso o rugoso. El tipo de implante está directamente ligado con donde se va a alojar: subglandular, submuscular o subfascial

Cómo elegir bien tus implantes mamarios

Existe una gran variedad de tallas, formas y proyecciones de implantes mamarios para que el resultado de aumento de pecho que te vayas a realizar se adecue a tus expectativas.

Sin embargo, hay que elegir correctamente el par de implantes mamarios para evitar que el resultado de la operación no sea desfavorable para la paciente: riesgo de rotura o contractura capsular, problemas de espalda, una estética demasiado exuberante. 

Es importante recordar que lo más importante no es el tamaño sino la proporcionalidad y la armonía.

Te recomiendo que escuches a tu cirujano plástico ya que este creará unas mamas que encajen a la perfección en tu torso teniendo en cuenta tu altura, complexión y, por supuesto, tus expectativas.

Riesgos de una operación de aumento de pecho

Todas las operaciones quirúrgicas vienen con posibles riesgos y el caso de la operación de pechos no es excepción. Los implantes de silicona pueden poner en riesgo la salud de una mujer en el caso de ruptura de la prótesis. Pero no es el único inconveniente.

El dolor de pecho, una reducción o un aumento de la sensibilidad del pezón y del pecho, una formación de tejido cicatrizal alrededor de la prótesis (contractura capsular), una infección o unos pechos de diferente tamaños de los esperados, son algunas de las otras complicaciones que podrían surgir de esta intervención quirúrgica.

Un aumento de mamas puede suponer diferentes riesgos, por ejemplo:

  • Contractura de cápsula: tejido cicatrizal que distorsiona la forma del implante mamario
  • Dolor de mamas
  • Infección
  • Cambios en la sensibilidad de pezones y mamas
  • Pérdidas en el implante o rotura de este

Una nueva cirugía puede ser necesaria para solucionar estas complicaciones, ya sea para extraer o para reemplazar las prótesis.

Conclusión sobre la mamoplastia de aumento

Las operaciones de aumento de pecho con prótesis (la mamoplastia de aumento) es la operación estética más practicada actualmente en Europa y en el mundo.

Aunque puede conllevar ciertos riesgos, estos están cada vez más controlados y centenares de miles de mujeres se operan cada año.

Para conseguir los resultados deseados por cada pacientes y que sean adecuados para todos los casos existen una infinidad de modelos de prótesis.

Más de 400 tipos de implantes permiten conseguir los mejores resultados en cuanto a volumen, consistencia y proyección. De esta forma, podrás conseguir un pecho absolutamente personalizado y adecuado a tus expectativas.

Para que todo el proceso sea un éxito y alcanzar los resultados deseados es imperativo que tengas confianza en tu Doctor y escuches sus recomendaciones.

Por último te recomendamos que realices la operación con médicos y centros médicos de confianza y con buena reputación.

Preguntas Frecuentes sobre la mamoplastia de aumento

¿Tendré cicatrices?

Al ser una mamoplastia de aumento una operación quirúrgica ésta deja una cicatriz y no es posible evitarla. Sin embargo, gracias a una técnica refinada y meticulosa, estas cicatrices son casi imperceptibles con el paso del tiempo.

👉 Los parches reductores de cicatrices son ideales para disminuir y hasta eliminar estas cicatrices

¿Podré dar de mamar?

No existe problema alguna para dar de mamar a tu bebé con implantes de pecho

Sí. No existe ninguna contraindicación sobre la lactancia cuando se posee implantes mamarios. Sin embargo, si la operación de aumento de pecho se llevó de manera periareolar, deberás tener especial cuidado ya que esto puede aumentar la probabilidad de mastitis.

¿Cuánto tardaré en recuperarme?

La recuperación varía en función de la paciente, lo normal es que a los 7 o 10 días ya estés recuperada. Se necesita reposo durante los primeros 4 días.

Durante el primer mes deberás realizarte controles continuos y no realizar ejercicio para asegurar la correcta cicatrización.

Puedes leer más sobre el postoperatorio aquí.

¿Se pueden romper los implantes mamarios?

Hoy en día, el riesgo de rotura de un implante mamario es muy bajo y se da sobre todo a consecuencia de un trauma importante como un accidente de coche o un golpe muy brusco.

Es importante saber que en caso de ruptura del implante, el interior de la prótesis no se derrama por el cuerpo como mucha gente cree.

¿Deberé someterme a más operaciones en el futuro para sustituir los implantes mamarios?

No. A día de hoy ya no hace falta entrar a quirófano para sustituir los implantes pasado un cierto tiempo de la primera operación. Los implantes modernos son para toda la vida.

Lo importante sin embargo es llevar a cabo las revisiones periódicas para comprobar que los implantes están bien. Estas revisiones se realizan mediante una ecografía mamaria aproximadamente cada 3 años.

Mamoplastia de reducción de pecho o simplemente reducción de mamas

Aunque la mamoplastia sea conocida sobre todo por su capacidad de aumentar el volumen y tamaño del pecho, esta cirugía también trabaja para la reducción del tamaño de los senos.

Tener el pecho grande puede suponer un inconveniente para algunas mujeres. La reducción de pecho es una de las cirugías mamarias que se practican sobre todo por cuestiones de salud. Por supuesto, en algunos casos también se vinculan a la estética y/o autoestima.

Esta intervención quirúrgica consiste en retirar tejido glandular y piel para reducir el tamaño de las mamas.

Este procedimiento es recomendado para mujeres con mamas grandes que desarrollan problemas de espalda o columna y cervicales por el peso de su pecho. No está considerada una intervención simple, pero tiene un nivel de éxito muy alto.

La operación de mamoplastia de reducción

Esta operación dura entre dos y cuatro horas, en las que se quita piel, grasa y tejido mamario y además se adecúa la posición de la areola y el pezón.

El cirujano a cargo de la operación hará unos pequeños cortes que generalmente tienen forma de ancla, trazando una línea vertical hacia abajo desde la areola y una línea horizontal en el surco submamario.

En el caso de una reducción de mucho volumen, se separará la areola por completo y se volverá a colocar. También es posible reducir el tamaño de la areola del pezón.

Mastopexia o elevación del pecho

La elevación de pecho, también conocida como la cirugía mamaria mastopexia, es un procedimiento quirúrgico que pretende elevar las mamas cuando se caen por distintos factores, como por ejemplo: resultado de un embarazo, después de la lactancia, pérdida de peso o simplemente el paso de los años.

El principal objetivo de la mastopexia es corregir la caída de las mamas y colocarlas en su correcta posición.

Los resultados suelen ser buenos, rejuveneciendo el pecho y el escote, lo que suele repercutir en la mejora de la autoestima de la paciente e incluso un cambio de vida.

En ocasiones, las pacientes pueden aprovechar la operación de elevación de pecho para añadir también volumen.

Para más información sobre implantes de silicona, te recomiendo leer el apartado Mamoplastia de Aumento.

Beneficios del aumento de pecho y la mastopexia

Esta técnica ayuda a corregir las mamas caídas obteniendo un mayor volumen en las mamas y un aspecto atractivo sin necesidad del uso de implantes de silicona.

La mastopexia no requiere ningún tipo de prótesis. La operación consiste en la recolocación de la glándula mamaria, eliminando el exceso de piel.

La intervención de la mastopexia

La intervención suele durar entre 1 y 3 horas y se realiza con anestesia general sin intubación. Es una operación ambulatoria (Hospital de Día) o dependiendo de las circunstancias se opta por el ingreso en la clínica.

Durante la mastopexia se trabaja el continente (la piel) y el contenido (la glándula mamaria). Esta técnica consiste en realizar una incisión periareolar (alrededor de la areola) y eliminar el exceso de piel para llevar a cabo la elevación de las mamas.

Es importante saber que, con la mastopexia, no se elimina volumen mamario.

No se trata de operaciones complicadas, ni dolorosas; aunque, como en cualquier postoperatorio, se sentirán molestias durante los primeros días.

Los resultados de una mastopexia se aprecian claramente entre los 2 y 4 meses después de la intervención.

Las cicatrices mejoran, haciéndose menos visibles, en un plazo de año o año y medio.

En el caso de las cicatrices de la mastopexia, también recomiendo el uso de parches cicatrizantes para reducir su tamaño.

Otros datos importantes sobre la mastopexia

Es conveniente saber que este tipo de operaciones no están cubiertas por la Seguridad Social, así que se realizan habitualmente en clínicas u hospitales privados.

Tampoco entran como baja médica.

En cualquier caso, aunque las cicatrices sean poco visibles, debes tener claro que no es posible una operación de elevación de pecho que no deje cicatrices. Se localizan generalmente alrededor de la areola, o, de forma más vertical, en forma de ‘T’ invertida.

Reconstrucción de los senos o reconstrucción mamaria

Después de una mastectomía (ablación quirúrgica de la mama), algunas mujeres deciden hacerse una cirugía estética para reconstruir su mama. Este tipo de cirugía se denomina reconstrucción mamaria.

La cirugía para la reconstrucción de la mama se realiza para alterar completamente su forma, el tamaño y la apariencia.

Sin embargo, también puede hacerse con la reconstrucción del pezón o de la aréola cuando esta es grande o asimétrica.

La reconstrucción mamaria le proporciona a la mujer que le ha ganado la batalla al cáncer una mejoría en su imagen que indudablemente repercutirá en su estado de ánimo.

Esta reconstrucción puede llevarse a cabo al mismo tiempo que una mastectomía (reconstrucción inmediata) o más tarde (reconstrucción atrasada).

imagen de una caja de CDs que ilustran una mastectomía

A veces no es fácil tomar la decisión de reconstruirse. Por eso te aconsejo que te acerques a los profesionales de la cirugía plástica y también al Doctor o Doctora que te han hecho el seguimiento de tu tumor para tener las mejores opiniones profesionales…

¿Cómo es el postoperatorio de una operación mamaria?

El cuidado postoperatorio de una operación de pecho es muy similar tanto si es un aumento de mamas como si es una reducción, una mastopexia o una reconstrucción de pechos.

La recuperación tarda alrededor de 2 semanas y es normal sentir algún dolor o molestia en la región los primeros días.

Lo más importante es que deberás llevar durante un mes un sujetador especial tras la operación. El objetivo de este sujetador es evitar que los pechos (y sus implantes) se muevan demasiado hasta que estén exitosamente fijados en su sitio.

Por supuesto, tu médico y sus asistentes te harán un seguimiento inicial y a la semana o 10 días aproximadamente se procederá a retirar las colas de puntos que te queden, la mayoría son reabsorbidas y están por dentro.

Eso sí, durante las primeras semanas se aconseja:

  • Intentar dormir siempre boca arriba
  • Usar el sujetador especial durante al menos 3 semanas.
  • Evitar hacer muchos movimientos con los brazos, como conducir

Las primeras horas, nunca sola

En la mayoría de los casos solo se necesita una hospitalización ambulatoria que no superará las 24 o 48 horas en la clínica en cuestión, esto siempre según la recuperación de la paciente.

Durante estas primeras horas es importante tener alguien que te pueda ayudar con lo básico para evitar que muevas los brazos.

Sin embargo, lo más importante de las primeras horas en la clínica es el seguimiento que le van hacer las enfermeras y su Doctor o Doctora. 

Es muy importante que te empapes de todo lo que te digan y te aconsejen ya que siguiendo todas sus recomendaciones te aseguras una recuperación rápida y exitosa.

Dolores y molestias

Los primeros 2 o 3 días suelen ser los más molestos y es cuando más analgesia necesitaremos. 

Es habitual sentir algunas molestias en las mamas después de la cirugía, pero pueden aliviarse con la analgesia, los antibióticos y los antiinflamatorios que te prescribirá tu especialista.

Estos dolores son similares a las agujetas y suelen durar entre tres y cinco días.

Recuerda, es importante tomar la medicación analgésica, antiinflamatoria y antibiótica según las indicaciones de tu médico.

Recuperando la cotidianidad

Conforme vayan pasando los días podrás ir recuperando tu rutina diaria, siempre siendo consciente de que tienes unos senos nuevos y estás recién operada..

A las 48 horas ya es posible ducharse siempre y cuando no se moje la zona del pecho. Hay que evitar sumergir las heridas de la operación durante las primeras 6 semanas, esto no impide limpiarlas con una esponja o toalla húmeda.

Una semana después de la intervención puedes recuperar una vida prácticamente normal, siempre sin elevar peso, ni hacer demasiado fuerza o hacer ejercicio intenso.

Al cabo de 4-5 días podrás conducir y también ir a trabajar siempre y cuando tu profesión no requiera grandes esfuerzos.

Cuidados del pecho y de sus cicatrices

Al quinto día después de la operación se debe empezar a realizar masajes de drenaje linfático para disminuir la inflamación postoperatoria y los riesgos de contractura capsular.

A lo largo de las visitas de revisión con tu cirujano plástico se evalúa la cicatrización de las heridas. Generalmente se retiran los puntos entre 3 días y una semana después de la operación.

Una vez retiradas los puntos y la costra de las heridas se hayan caído recomiendo usar los parches cicatrizantes.

Los parches cicatrizantes no tienen ninguna contraindicación, pero si se usan de manera asidua durante un mínimo de 8 semanas se puede conseguir resultados sorprendentes.

El sexo y el deporte deberán esperar

Es importante ser consciente que tus senos están en un momento delicado durante las primeras 4 semanas después de la operación.

Durante estas cuatro semanas es importante no hacer deporte ya que pueden hacer que las mamas salgan de su sitio.

Y el sexo se puede practicar pero de manera suave, siempre teniendo cuidado de no hacer presión en los pechos.

Postoperatorio la lipotransferencia (o injerto de grasa propia)

Con la lipotransferencia el tiempo de recuperación es menor que el de una mamoplastia de aumento. Esto se debe a que las posibles complicaciones derivadas de la implantación de prótesis mamarias, como por ejemplo la contractura capsular o la pérdida de sensibilidad no entran en juego.

Casos específicos

Es habitual que en los casos de reconstrucción o disminución de la mama la mujer pueda quedarse con un drenaje después de la cirugía. Es un pequeño tubo que permite eliminar el exceso de líquidos que se forman y así evitar varios tipos de complicaciones. Normalmente, el drenaje se retira al cabo de uno o dos días.

guía mejores parches cicatrizantes en España
guía mejores parches cicatrizantes en México
guía mejores parches cicatrizantes en Estados Unidos
guía mejores parches cicatrizantes en Colombia

Preguntas frecuentes y respuestas sobre las operaciones de pecho

¿Qué es una cirugía mamaria?

Una cirugía mamaria o mamoplastia engloba todos los procedimientos quirúrgicos que se realizan sobre las mamas.

La más popular es el aumento con implantes o prótesis (mamoplastia de aumento). No obstante hay otras alternativas: mamoplastia de reducción (de senos), mastopexia (elevación de pechos), reconstrucción de pechos…

¿Qué tipo de operaciones de pecho existen?


Mamoplastia de aumento o aumento de pecho: esta intervención puede realizarse de varias formas e incluye la implantación de prótesis de silicona dentro del pecho.

Mamoplastia de aumento con lipotransferencia: en este caso no se usan implantes de silicona pero la propia grasa de otras partes del cuerpo del paciente.

Elevación de pecho o mastopexia: consiste en elevar el seno. La elevación también puede hacerse con o sin implantes.

Reducción de pecho: consiste en disminuir el tamaño de las mamas y puede conllevar la reconstrucción del pezón. Es una intervención relativamente simple orientada a resolver problemas de salud de las pacientes (dolores cervicales y espalda).

Reconstrucción mamaria: consiste en reconstruir las mamas después de una mastectomía. Se trata de una operación que tiene muy buenos resultados tanto estéticos como psicológicos.

Pezón invertido: es una intervención pequeña, durante la cual se realiza una incisión en la base del pezón para poder extraer este con facilidad. Es importante consultar con el doctor especialista para saber si realmente se trata de un pezón invertido o un pezón retraído.

¿Qué son las prótesis mamarias?

Los implantes o prótesis mamarias son considerados producto sanitario. Estos implantes se insertan mediante cirugía de tres maneras diferentes: bajo el músculo pectoral (subpectoral), bajo la glándula mamaria (subglandular) o un plano intermedio (subfascial).

Su objetivo es aumentar el volumen de los senos cuando se trata de un aumento de pecho. También se utilizan en caso de malformaciones congénitas y reconstrucción del pecho tras una mastectomía.

¿Cómo es la intervención?

Es una operación ambulatoria que dura entre 2 y 4 horas dependiendo de la cirujia (aumento, reducción, mastopexia…).

Se puede hacer con anestesia local o general, aunque actualmente la segunda opción es la más común.

¿Cómo es el postoperatorio?

La paciente permanecerá en la clínica entre 24 y 48 horas durante los cuales se le hará el seguimiento. También se le recetará los medicamentos adecuados para reducir cualquier pequeño dolor o molestia que pueda tener la paciente.

Es importante que la paciente lleve un sujetador especial durante al menos 3 semanas.

Deberá evitar cualquier esfuerzo físico durante el primer mes.

Deporte y aumento de pecho… ¿incompatible?

El deporte siempre es beneficioso para la salud. Sin embargo, no se debe realizar una actividad deportiva durante los primeros 30 días después de una operación de pechos.

Una vez transcurridos estos 30 días, simplemente se debe tener en cuenta la presencia de implantes a la hora de practicar deporte.

¿Llevar implantes dificulta el examen de mama para detectar tumores?

No. Se puede seguir haciendo auto-exámenes para buscar bultos o anomalías en los pechos sin que los implantes lo dificulten.

Los implantes, al proyectar el tejido mamario, a veces hacen incluso más fácil que se pueda detectar masas.

También podrás realizar mamografías para la detección precoz del cáncer de mama sin ningún problema.

¿Cómo elegir el tamaño adecuado?

Tu cirujano de confianza es la persona idónea para ayudarte a escoger el tamaño de implante más adecuado para ti.

Deberás tener en cuenta, además de tus expectativas, las proporciones de tu cuerpo, así como el tamaño de tu tórax y de tu espalda.

El cirujano podrá hacer simulaciones para que puedas ver de una manera aproximada cómo quedará tu pecho.

Además del tamaño tendrás que decidir qué perfil y rugosidad desearás implantarte.

¿Se pueden romper los implantes mamarios?

A día de hoy el riesgo de rotura de un implante mamario es extremadamente bajo. La mayoría de rupturas a día de hoy son causadas por traumas (accidentes) o muy fuertes golpes.

Además, aunque se produjera una ruptura el interior de la prótesis no se esparce por el cuerpo.

¿Podré dar de mamar?

Sí. No hay contraindicación sobre la lactancia y la presencia de implantes mamarios.

En todo caso, si la operación de aumento de pecho se llevó a cabo a través de la areola, se debe tener especial cuidado ya que puede aumentar la probabilidad de mastitis.

¿Qué tipos de implantes mamarios hay?

Los implantes mamarios se clasifican por sus diferentes especificaciones:
· Forma: redondos o anatómicos (en forma de gota)
· Contenido (solución salina (menos comunes) o de gel de silicona
· Rugosidad

¿Cual es la cirugía más recomendada para un aumento de mamas?

En realidad no hay una más recomendada que otra. Lo más común es que el profesional recomiende primero las opciones de la vía axilar y la submamaria.

Esto sobre todo porque en estas vías no se toca la glándula mamaria y hay menos riesgo de contaminación del implante.

La vía areolar se indica menos por su asociación con la contractura capsular.

Muchos profesionales dejan elegir a la paciente qué cicatriz prefiere aunque es habitual que la elección de la vía esté orientada por las preferencias del cirujano o cirujana.

En cualquier caso la decisión es individual y personalizada ya que factores como la forma de la mama, cirugías previas, tamaño de la areola pueden determinar que una vía de abordaje sea mejor que otra.

¿Qué pasa si soy fumadora?

Conviene dejar de fumar unas semanas antes de la operación, ya que tiene un efecto muy negativo para la misma.

También recomendamos no fumar posteriormente ya que puede afectar la cicatrización.